Cómo usar el Método AIDA Puede Mejorar el Interés de tus Clientes? - IZO

Blog

Cómo usar el Método AIDA Puede Mejorar el Interés de tus Clientes?

Blog

29-11-2020

La fórmula AIDA proviene de las siglas de atención, interés, deseo y acción. Esta fórmula o método de redacción es uno de los más veteranos dentro de la historia del marketing y es tan sencilla y potente que se sigue usando en la actualidad.

Podríamos denominarlo como un customer journey digital guiado a través de una landing o un artículo para conseguir que los usuarios interesados (de verdad) realicen una acción y aquellos que no, no sigan leyendo.

Para contarlo con más detalle, he desglosado cada una de las partes de la fórmula aída en un titular independiente. Así es más cómodo de leer para ti:

1. Atención

Sin lugar a dudas este es el punto más importante. Sin ese primer clic, el usuario no podrá leer o consumidor ese contenido tan potente y con tanto valor que has creado. Podríamos decir que el título es como el escaparate de una tienda.

La mayoría de las personas no entraría a una tienda de ropa que tiene mal organizado el escaparate o directamente lo tiene tapado un cartón. De ahí que sea tan importante cuidarlo y dedicarle mucho tiempo a pensar. De ello dependerá el 80% de tus clics, así que priorizalo.

2. Interés

Una vez que el usuario ha cruzado esa primera barrera de entrada que es el título (siempre hago referencia a contenido digital como newsletter, correos, contenido en redes sociales, etc.), es el momento de darle ese contenido que has preparado.

Como punto de partida, damos por supuesto que tu contenido es de calidad y te has tomado tu tiempo en hacerlo bien. Si no es así, es probable que los usuarios se sientan engañados o que estén perdiendo el tiempo y salgan del contenido digital antes de llegar tercer párrafo.

Debemos tener claro a quién estamos escribiendo o quien es nuestro publico objetivo o buyer persona. Hace unos días publicamos un artículo en nuestra web enfocado en el sector bancario. Las personas de otros sectores es probable que ignores el contenido, pero los que sí trabajan en banca es un contenido de calidad que sí podría ser de su interés.

La clave de generar interés en el lector es que soluciones un problema o duda. Por ejemplo, en el caso que te contaba en el párrafo anterior, se planteaba los problemas a los que la banca se tendría que enfrentar en el futuro y como el customer experience soluciona gran medida esos conflictos.

3. Deseo

Aquí llega la etapa del deseo. El secreto está en conocer bien los puntos de dolor de nuestro cliente potencial para ofrecerle una solución real a su problema o preocupación.

No se trata de vender la moto a nadie, como diríamos aquí en España. Se trata de segmentar a los lectores, entender un problema real que se les plantea y ofrecerle una solución. Así de simple.

La solución puede ser en formato producto o servicio de pago o simplemente otro contenido de nuestra web. Lo más importante es tener claro el objetivo de haber escrito esas líneas. Tienes que hacerte la pregunta: “¿qué quiero que haga la persona que entre en mi landing page?

4. Acción

La guinda del pastel. Ya le has explicado al lector el camino que puede seguir para solucionar ese problema que tiene. Ahora llega el momento de pasar a la acción.

Tus potenciales clientes ya conocen tu producto o servicio que soluciona ese problema. Ahora es necesario proponer una acción para que haga el usuario. Se trata de facilitarle el camino.

Las dos opciones que tiene son: que ejecute esa acción para la que hemos generado ese contenido o directamente que abandone la sesión, porque puede que no esté interesado (en ese momento).

Los objetivos pueden ser comprar una formación, que rellenen un formulario de registro para una campaña futura o suscribirse a una newsletter como la nuestra que te dejo en este link.

Entiende bien a tu cliente, aprende de él y ofrecerle soluciones reales a problemas reales.

Autor: Mario Rodríguez.

 

0.88