Las 5+1 GRANDES Tendencias de Employee Experience para 2022 - IZO

Blog

Las 5+1 GRANDES Tendencias de Employee Experience para 2022

Blog

17-01-2022

Cada día las empresas tienen más presente que el concepto de Employee Experience no es una moda pasajera, sino una realidad. Las grandes multinacionales están apostando cada vez más en cuidar a sus empleados para que éstos cuiden a sus clientes.

A continuación te contamos las GRANDES tendencias que marcarán este 2022:

1. Desarrollo Humano

Será vital que las organizaciones incorporen medios, canales, líderes, coaches que puedan ayudar y acompañar a los trabajadores a gestionar sus emociones y pensamientos ya que es una gran carencia que no tuvimos la oportunidad de aprender en edades inferiores y que actualmente nos significaría un antes y un después.

Tener una buena gestión personal nos permite adueñarnos por completo de nuestras vidas, tomar decisiones basadas en nuestra certeza interior, vivir más felices y alineados con nuestros propósitos. Al experimentar este tipo de emociones positivas las personas tendemos a comportarnos diferentes, a ser más amables, empáticos y resilientes, porque vemos oportunidades dónde la gran mayoría no las ve.

Claro está, que para sumergirnos a este mundo las personas tenemos que estar abiertas a experimentarlo, no todas estarán dispuestas, pero las que así lo deseen podrán vivir sus situaciones desde un nivel de conciencia diferente y alineado a la verdad, donde podemos sentir inspiración, creatividad y conexión en cada momento. Para ello será necesario tener un acompañamiento que nos pueda impulsar a abrir nuestra visión del mundo y comenzar a diseñar percepciones que nos funcionen con los resultados que queremos llegar a alcanzar.

A través del desarrollo humano podremos ser capaces de modificar comportamientos que ya no nos sirven. Sin embargo, será necesario del compromiso y dedicación de cada persona para hacerlo realidad. No todos estamos dispuestos a darnos un clavado en nuestro mundo interior, al inicio puede llegar a asustar, pero si logramos atravesar las primeras barreras el camino va a valer la pena y los resultados serán para toda la vida, ¿y tú?, ¿estarías dispuesto?

Si hay algo que debemos que tener en cuenta es que este tipo de prácticas conllevan su tiempo, por lo general sus resultados no se suelen evidenciar a un corto plazo porque se debe ir profundizando en los pilares que han podido llegar a marcar a una persona, como por ejemplo: creencias, pensamientos, rituales, cultura, religión, acuerdos familiares, etc. Es un proceso de introspección que requiere tiempo y valentía, pero que marca un antes y un después en los comportamientos y actitudes de las personas.

Además de conseguir que los colaboradores se sientan felices, motivados en sus labores, este tipo de prácticas proporciona un beneficio adicional escondido a las organizaciones, probablemente todo aquello que decíamos que no íbamos a poder alcanzar, o que es casi imposible, se puede hacer realidad. Para lograrlo es necesario contar con líderes despiertos, que tengan certezas de sí mismos, que tenga una gran gestión de sus pensamientos y emociones, y que su certeza no venga ligada a la fuerza sino al poder.

Para hacerlo realidad, serán los grandes líderes quiénes tendrán que trazar el nuevo camino, dando un salto a su interior, enfrentando sus miedos, permitiéndose sentir sus emociones y aclarando sus visiones, todo con la finalidad de ir sanando el cuerpo de dolor que los estuvo acompañando hasta ahora, para tomar decisiones más efectivas y que estas vengan conectadas desde su propósito del ser.

2. Líderes Despiertos

Los liderazgos autoritarios son parte del pasado, cada día las personas demandas más líderes “people”, que son lo que se ocupan en liberar el talento humano y dejar que se manifieste el potencial de su gente. Para llegar a este punto tiene que haber un equilibrio entre la humildad y las aspiraciones, ya que estos líderes son capaces de ver más allá de lo que su equipo es consciente.

El trabajo fundamental del líder despierto es lograr que su entorno se interese por una causa apremiante que aporte algo a las vidas ajenas, para hacerlo posible es necesario que cada organización tenga un “propósito” definido, el cuál será compartido entre los colaboradores y la empresa. Para su creación es necesario conocer muy bien la cultura que se desea transmitir, recordando que es el ADN de la organización y cómo queremos que las demás personas nos lleguen a percibir.

A su vez será necesario que los líderes estén más cerca de sus equipos, esto no significa que tengan que estar juntos porque una de las grandes controversias es la evolución del modelo de trabajo “a distancia, at office, híbrido”, lo que se busca es que este perfil sea capaz de tener una visión de cómo se encuentran las personas, hacer un seguimiento continúo, comprender sus intereses, sus deseos, sus motivaciones y así poder trazar un camino que vaya alineado con sus expectativas profesionales a corto, mediano o largo plazo.

Las relaciones humanas tienen un componente fundamental para estos líderes del futuro, a pesar de ser exigentes nunca pierden su humanidad, tratan a su equipo con cortesía, son amables, cumplen sus promesas, dicen la verdad en todo momento y la escucha es completamente activa. Logran conectar tanto con sus seguidores que conquistan la lealtad de sus equipos.

3. Un Jefe Marca la Diferencia. Dos son Multitud

Siguiendo la idea de los líderes despiertos tampoco queríamos dejar a un lado que mientras más sencilla y menos burocrática sea la organización, mejor será la experiencia que van a vivir los colaboradores. Por eso hemos destinado esta mini tendencia con el titular “un jefe puede marcar la diferencia, dos son multitud”.

¿Alguna vez te ha tocado rendir cuentas a más de una persona? Si así ha sido me encantaría que fueras completamente honesto y me dijeras ¿cómo te has sentido?, ¿ha sido fácil lidiarlo?, ¿has podido cumplir las expectativas de ambos?

Probablemente ha sido todo un reto, ¿verdad? Si hay algo que impacta positivamente la experiencia de un colaborador es poder tener una relación favorable con su jefe, entonces por qué no facilitar más las estructuras internas y conseguir que se creen estos espacios que ayudan y aportan mayor valor a las personas.

4. Propósitos Alineados

Con todos los cambios que hemos venido viviendo últimamente se han abierto infinitas posibilidades para contar con talentos de todas partes del mundo, pero algo que nos gustaría destacar son las conexiones que se producen “organización-persona”, ya que a través de ellas es que podemos conseguir el mejor talento y también retenerlo.

Por lo general, los valores suelen escucharse como algo muy abstracto e incluso si lo llevamos a la “realidad” muchas empresas los han venido definiendo sin tomar en cuenta su verdadera esencia, ¿qué los hace único?, ¿cuál es el ADN? e incluso que ven que emana su organización a través del comportamiento de sus empleados. Aquellas empresas que deciden invertir tiempo, recursos y energía en su creación son las que lograran marcar una diferencia.

En este sentido el propósito se convierte en algo fundamental que une a la organización con cada uno de sus colaboradores, permitiendo que ambas partes compartan deseos, compartan sueños y sobre todo trabajan por un fin en común. Su definición hace que las personas le encuentren un sentido a aquello que están haciendo, que no lo vean ligado simplemente como un acto económico, sino que perciban el valor adicional y en algunas posiblemente generar un impacto positivo en el mundo.

5. Cultura de Aprendizaje

El principal activo que tienen las organizaciones son sus personas, sus colaboradores. Aquellas empresas que inviertan en la posibilidad de seguir creciendo juntos son las que ganarán no sólo en tener un personal capacitado, sino en la confianza que ellos podrán depositar.

Esta nueva cultura viene de la mano de todos los cambios que hemos venido viviendo durante los últimos años, donde nos hemos dado cuenta de que continuamente aumentan el número de posibilidades a nivel organizativo y a su vez aumentan las nuevas disciplinas y destrezas que se necesitan para realizar las labores. Nuevas herramientas, sistemas, programas, procesos internos son algunos ejemplos de recientes y continuas incorporaciones que venimos realizando para apoyarnos y agilizar nuestras tareas. Sin embargo, nos hemos dado cuenta de que podemos tener todos los utensilios necesarios, pero nos hacen falta capacidades para poder sacar provecho de ellos.

Por esa misma razón la cultura de aprendizaje será fundamental, organizaciones que comiencen a fomentar este comportamiento son las que expandirán sus posibilidades, permitiendo que sus colaboradores adquieran nuevas distinciones que los ayude a comprender el universo de información que tenemos a nuestro alrededor.

Desde la visión del colaborador también estaremos abriendo la posibilidad de seguir creciendo y sobre todo fortalecer el compromiso entre la relación que existe “empleado-empresa”. Creer en tus colaboradores, creer en sus capacidades y que podrán desarrollarlas ayudará que la confianza en el vínculo se vaya nutriendo poco a poco y que ambas partes se den la oportunidad de sorprenderse en este camino tan enriquecedor.

El “learning agility” es un concepto que fortalecerá esta tendencia, donde se buscará que los colaboradores no sólo tengan la capacidad y disposición de aprender, sino también de desaprender y adaptarse. De esta manera las personas podrán navegar sobre entornos desconocidos donde muchas veces no sepan muy bien qué o cómo se deben hacer ciertas actividades, pero que igualmente tendrán que seguir navegando en esos mares que aún no hayan recorrido, ya que parte de toda la transformación que se están dado es “aprender a vivir en la incertidumbre”.

6. Reskilling

Para facilitar el entrenamiento y el conocimiento de los colaboradores, será necesario potenciar continuamente la adquisición de nuevas competencias. Muchas organizaciones comienzan a invertir en sus propios programas de estudio, donde priorizan las habilidades más demandadas por ellos. Para su implementación se apoyan con diferentes recursos como por ejemplo LMS (gestores de contenido) propios, gamificación, acompañamiento, asesoría, etc.

Entre las capacidades más demandas a nivel general podemos destacar: diseño, tecnología, ventas digitales, liderazgo, marketing, operaciones y procesos, metodologías ágiles, data, sostenibilidad. Ahora si focalizamos estas capacidades a un entorno bancario o de seguros podemos resaltar: ciberseguridad, economía conductual, salud financiera y riesgos no financieros.

La gamificación con gran protagonismo va a ser la clave del éxito para poder potenciar los conocimientos en colaboradores, ya que a través de ella se busca involucrar y conectar más con las personas, hacer que el entorno educativo se torne animado, divertido y con muchísimas ganas de seguir aprendiendo. Estudios ha demostrado durante los últimos años que si involucramos actividades lúdicas en el proceso de aprendizaje permite generar mayor engagement con las personas, haciendo que todos sus sentidos se focalicen en lo que están realizando y permitiendo que los conocimientos se expandan en su mente.

Actualmente, desde Izo contamos con un equipo de profesionales que se están preparando para este reto, sabiendo la gran demanda que tendrá el año 2022, durante los últimos meses nos estuvimos entrenando para hacer posible estas formaciones o capacitaciones dinámicas, incorporando no sólo la gamificación sino el “learning by doing”, ayudando que las personas puedan fortalecer sus conocimiento otorgando nuevas distinciones y poniéndolas en práctica inmediatamente, lo que genera un mayor provecho del proceso de aprendizaje.

Para el 2022 se estima una gran apertura de campus virtuales privados, donde las organizaciones podrán ir acompañando a sus colaboradores en este proceso de aprendizaje, es un camino que poco a poco irán recorriendo juntos, pero será la única forma de poder abordar los nuevos retos que estaremos enfrentando, sobre todo aquellos que aún no conocemos, que van muy de la mano de la acelerada transformación digital que principalmente ahora se está viviendo en Latino América, teniendo en cuenta que países de Europa, Asia, Estados Unidos y Canadá, ya venía recorriendo un camino en esta nueva era, pero con la llegada de la pandemia este cambio avanzó sin freno en LATAM.

Autora: Bessy Cedeño,

Senior Experience Designer.

0.88